16 de marzo de 2009

Introducción

Gracias a la antropóloga Ana Albornoz, tuve la oportunidad de acceder a las tradiciones, costumbres y creencias del pueblo patagónico más estereotipado, el Tehuelche. Sus leyendas y tradiciones han permanecido olvidadas por los blancos, quizá debido a su desaparición. Es costumbre entre nosotros tildar a este pueblo –y en general a todos los indígenas- como salvaje, debido seguramente a que los blancos nos consideramos "superiores" a los demás grupos raciales. O también a la creencia de que cuando un pueblo se dedicaba a vivir exclusivamente de la caza deambulando y evitando la vida sedentaria, sólo podía ofrecer un escaso nivel cultural y espiritual.

Sin embargo, el desarrollo espiritual de los Chónek o Tehuelches del sur, pese a ser casi desconocido, contiene una extraordinaria riqueza de matices, que se ve reflejada en sus mitos y tradiciones, ubicándolos por encima del nivel hasta hoy conocido en relación con otros grupos indígenas, en particular debido a que estas tradiciones en nada se emparentan con el resto de las culturas aborígenes argentinas, las que llevan la impronta de lugares tan lejanos a nosotros como el Altiplano, el Pacífico o la Amazonia.

Si bien fueron escritas para un público de 9 a 13 años de edad, su contenido tan fresco es de muy fácil lectura y disfrute.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada